poiC/ Ntra. Sra. del Carmen, 53 28039 MADRID | Tel: 914 594 669 | HORARIO: Lunes a viernes de 09:00 a 19:00

Mucho se ha hablado sobre los beneficios de la interpretación simultánea remota para la organización de eventos. Poder trabajar de forma remota, ya sea en nuestras casas o en un estudio, se supone que es una gran ventaja para el organizador como para el intérprete. El primero se ahorrará costes y el segundo no tendrá que desplazarse hasta la ciudad donde se realiza la reunión: beneficios para ambos. ¿Pero cuáles son los riesgos reales a los que se somete el intérprete con esta nueva modalidad de simultánea? Hace unas semanas, el equipo de ASTI leyó un extenso artículo de Tony Rosado que trataba estas y otras cuestiones: «Los peligros reales de la Interpretación Simultánea Remota desde nuestras casas.» A continuación, reproducimos la traducción del artículo original:

Infografía que explica resumidamente el proceso de la interpretación simultánea remota.

Los peligros reales de la Interpretación Simultánea Remota desde nuestras casas.

Estimados compañeros/as:

La idea de escribir esto me vino hace un año aproximadamente, cuando al hablar con algunos intérpretes noté una tendencia creciente de trasladar la aún incipiente interpretación simultánea remota (RSI, Remote Simultaneous Interpretation) de los estudios donde se realiza a las casas de los intérpretes. He conversado con varios de mis compañeros en todo el mundo, he asistido a conferencias donde se ha discutido el tema, he hablado con clientes y organizadores de eventos, y también he mantenido largas conversaciones con abogados y personas que trabajan en empresas aseguradoras.

La RSI es un gran logro de la ciencia y de la tecnología, junto con la experiencia en interpretación de algunos intérpretes destacados. Muchos de los problemas tecnológicos más serios se han ido solventando y hemos llegado a un punto en el que se puede ofrecer una interpretación de calidad de forma remota cuando se hace de la forma en que muchos de mis compañeros y yo entendimos que se debía hacer.

 Las plataformas de interpretación simultánea remota

Según mi experiencia personal y la de otros intérpretes de confianza, Interprefy y Kudo (que no he probado aún) surgen como las plataformas de más fácil uso para sus usuarios, y no solo por su tecnología. Estas plataformas se han desarrollado con la colaboración estrecha de intérpretes profesionales y experimentados, cuyos comentarios, sugerencias y opiniones fueron esenciales para llegar al producto final. 

A diferencia de otras, las personas que hay tras estas plataformas entendieron desde el principio que la RSI era una forma diferente de ofrecer servicios de interpretación profesionales; reconocieron que la interpretación de calidad solo se puede ofrecer cuando los intérpretes hacen su trabajo en las condiciones más favorables. Su éxito ha dependido de obtener el mejor talento humano, unas condiciones de trabajo óptimas y el mejor equipo de apoyo. Han presentado alternativas serias y viables a la interpretación presencial creando los estudios de RSI en los que los intérpretes pueden trabajar en una cabina, en equipo, con el soporte técnico necesario. Esta ha sido una gran idea, y en ambos casos se han logrado resultados positivos. Hasta aquí, todo iba por buen camino, con algunas pequeñas cuestiones de las que hablaremos en un rato que se han ido atajando, pero con los temas más importantes ya solventados.

La RSI es un gran logro de la ciencia y de la tecnología, junto con la experiencia en interpretación de algunos intérpretes destacados.

La realidad en la interpretación remota

Por desgracia, la codicia, la arrogancia o la falta de conocimiento puede en ocasiones nublar la visión más perfecta. Y eso está ocurriendo ahora mismo con estas y otras plataformas. Por todas o algunas de las razones anteriores, aquellos que se encargan de contratar al talento o de organizar eventos, están fomentando la RSI desde casa. Se ha dejado de lado la idea de un estudio en el que los intérpretes trabajasen como equipo, sentados unos junto a otros en una cabina virtual en unas instalaciones con el soporte técnico a mano, dejando espacio a la interpretación simultánea remota realizada por los intérpretes desde su casa u oficina.

El estudio en casa del intérprete

micrófono de interpretación remotaHe asistido a conferencias y a otros eventos en los que las plataformas y agencias de RSI contratan activamente a intérpretes de países de economías emergentes para que ofrezcan servicios de interpretación simultánea remota desde sus casas. A estos compañeros se les cuentan los beneficios personales, profesionales y económicos que supone trabajar en grandes eventos que, de otra forma, les serían inaccesibles por cuestión geográfica, estableciendo un “estudio” en sus propias casas. Escuchan que todo lo que necesitan es una conexión de alta velocidad a internet, un micrófono de calidad profesional y unos auriculares, un ordenador y dos buenas pantallas. A veces se les dice que acondicionen una habitación de su casa para que esté aislada de ruidos, diciéndoles que hacerlo será fácil y barato. A estos compañeros se les ofrecen honorarios muy por debajo de las que cobran los intérpretes en los mercados desarrollados.

Esta oferta es muy tentadora y para muchos intérpretes de todo el mundo suena genial. Algunos piensan sobre aquel pequeño rincón de la casa que pueden convertir en su “estudio en casa”; otros se consideran aptos para reparar cosas o creen saber mucho sobre ordenadores, con lo que configurar sus equipos les resultará muy fácil. Todo esto puede ser cierto, pero es como una lombriz en un anzuelo. Tiene buena pinta pero también puede acarrear todo tipo de peligros para el intérprete individual. Dejad que me explique.

La RSI: un nuevo tipo de interpretación con distintos honorarios

Lo primero que deben entender los intérpretes que están considerando la RSI, y esto es aplicable también a aquellos que solo trabajan en un estudio de RSI, es que la RSI es un nuevo tipo de interpretación. No es interpretación de conferencias, aunque ambos compartan mucho en cuanto a la preparación necesaria y la interpretación. La RSI requiere que los intérpretes realicen otras tareas extraordinarias que no realizan cuando trabajan como intérpretes en una conferencia en una cabina tradicional. Los intérpretes de RSI deben usar un teclado para comunicarse entre sí, con el equipo de soporte técnico y, en ocasiones, con la persona que dirige el evento. Leen mensajes en sus pantallas y escuchan cosas en sus auriculares que los intérpretes de conferencia tradicionales no escuchan: «acércate al micrófono», «no te muevas tanto porque el micro captura el ruido y lo transmite al público», «llevaremos a cabo una prueba de sonido durante el descanso», son algunas de las instrucciones que escucharán los intérpretes de RSI durante un evento mientras van interpretando. También tendrán que responder a preguntas del equipo técnico, de la persona que dirige o coordina el evento y de otros intérpretes de otras cabinas, escribiendo mensajes mientras hacen su trabajo de intérprete. La RSI requiere que los intérpretes realicen más tareas de las que realizan cuando trabajan en una conferencia en una cabina tradicional. Es posible hacerlo; los intérpretes pueden practicar y lograr hacer estas tareas, pero el fondo de la cuestión es que, frente a la interpretación tradicional de conferencias, a estos intérpretes se les está pidiendo que realicen más trabajo. Estaremos todos de acuerdo en que a más trabajo, mayor honorario.

estudio de grabación en casa

Al contrario de lo que arguyen las agencias de interpretación, a los intérpretes de RSI se les debe pagar más que a sus compañeros que trabajan de forma presencial. Las agencias y los organizadores se ahorran los costes de viaje y de montar los equipos en el recinto. A los intérpretes se les debe pagar según el trabajo que realizan.

El síndrome de choque acústico

Otro tema de gran preocupación para los intérpretes, aunque no tanto para las agencias ni los organizadores de eventos, es el riesgo de choque acústico. Como muchos ya sabéis, el síndrome de choque acústico (ASD, acoustic shock disorder) es una respuesta involuntaria a un sonido que se percibe como traumático (habitualmente un sonido de alto volumen, repentino e inesperado cerca del oído), que causa un patrón específico y consistente de síntomas neurofisiológicos y psicológicos. Entre ellos, el dolor/saturación auditiva, los acúfenos, la hiperacusia, la audición amortiguada, el vértigo y otros síntomas poco habituales como el adormecimiento o sensación de calor alrededor de las orejas. Habitualmente, la gente describe el choque acústico como una sensación parecida a ser apuñalado o electrocutado en el oído. Si los síntomas persisten, se pueden presentar una variedad de reacciones emocionales como son el síndrome de estrés postraumático (PTSD, post-traumatic stress disorder), la ansiedad y la depresión. (http://www.hyperacusis.net/other-factors/acoustic-shock-disorder/)

¡Estamos hablando de la pérdida de audición!  Este es un riesgo que puede dar al traste con la carrera profesional de un intérprete y sobre el que no se les dice nada cuando se les ofrece un trabajo como intérprete de RSI en casa. Los peligros de que esto le ocurra a cualquiera de nosotros no se deberían tomar a la ligera. Sin embargo, cuando trabajamos en un estudio de RSI, podemos exigir las mejores condiciones posibles para prevenir cualquier evento que pueda causar tales incidentes y así minimizar el impacto de tal incidente, en caso de que ocurriese. Los intérpretes debemos discutir este riesgo con nuestros clientes y exigir la infraestructura y el equipamiento adecuado para prevenir cualquier tragedia, lo que incluye tener auriculares adecuados para aquellos compañeros que no los tengan. Estas situaciones se pueden dar cuando trabajamos como intérpretes en un estudio de RSI, e incluso trabajando de intérprete en una conferencia tradicional, pero el riesgo será mucho menor porque el servicio se ofrece en un entorno controlado y con el equipamiento adecuado. Cuando se trabaja desde casa, los intérpretes no tenemos control sobre estos peligros: las fluctuaciones en la red eléctrica, las erupciones solares, los factores relacionados con el clima como son las tormentas eléctricas, los problemas con los satélites, o los fallos en la conexión a Internet o el sistema telefónico; todos ellos son factores de riesgo a los que estamos expuestos los intérpretes cuando trabajamos desde casa. Recordad: esto puede ser un evento que finalice vuestra carrera o suponer, al menos, un tratamiento médico costoso, junto a la pérdida de ingresos relacionada con un largo periodo de inactividad como intérpretes por una mala audición. Los intérpretes debemos asegurarnos de discutir estos asuntos con nuestros clientes y que estén cubiertos en el contrato de servicios profesionales.

¿Son los intérpretes técnicos de sonido?

Hay muchas otras cuestiones que se derivan de la RSI en casa. Los intérpretes son profesionales y se espera de ellos que hagan su trabajo: interpretar, estudiar el tema de la conferencia y adaptar su interpretación para que tenga en cuenta cuestiones culturales para que haya comunicación entre aquellos que no comparten un idioma común. También se espera de ellos que eviten y resuelvan los problemas lingüísticos que puedan surgir durante su interpretación. Ni están equipados, ni se espera que lo estén, para abordar las dificultades o problemas técnicos derivados de la instalación o funcionamiento del equipo de interpretación, del sistema de sonido o de cualquier otro asunto no lingüístico o cultural. Los intérpretes no son mecánicos, electricistas, técnicos de sonido, técnicos telefónicos, ingenieros informáticos o expertos en las TI. Incluso aquellos que dicen ser «expertos aficionados» no tienen necesidad de serlo. Estos servicios son necesarios para ofrecer servicios de interpretación pero no los proporciona el equipo de interpretación.

Teniendo en cuenta la importancia de la tecnología para la RSI y las limitaciones de los intérpretes, la única forma de garantizar (hasta cierto punto) el éxito de un evento es proporcionar la interpretación desde un estudio de RSI donde los intérpretes trabajan codo con codo como un equipo, y donde existe soporte técnico ahí mismo.

La importancia de la tecnología

Hay otras cuestiones que son igual de importantes que las ya expresadas en esta sección y que no se pueden cubrir con calidad profesional cuando la interpretación tiene lugar en una casa, oficina o apartamento. Los intérpretes no tienen todo el equipo necesario y, aunque crean que lo tienen, probablemente esté ya anticuado. La tecnología cambia a tal velocidad que sería prácticamente imposible y poco realista esperar que los intérpretes estén a la última en todos los productos, que paguen por ellos de su bolsillo y que los instalen de forma adecuada para usarlos durante el siguiente evento de RSI en casa. En casa, los intérpretes están solos, sin otro soporte técnico que a una persona al otro lado del teléfono que intenta explicar a un profano cómo identificar, diagnosticar y reparar una cuestión técnica mientras el evento sigue teniendo lugar, y su compañero intérprete se tiene que quedar a cargo de la interpretación durante un periodo incierto, con todas las consecuencias no deseadas relacionadas con la fatiga mental y el estrés añadido, hasta que se corrige el problema o se tiene que cancelar el evento.

La interpretación: una profesión de equipo

Cuando se trabaja desde casa, los intérpretes no tienen a un compañero de cabina a su lado. No hay un intérprete de apoyo/pasivo que asiste con la investigación, anotando las cifras y demás; de hecho, para comunicarse entre sí, deben teclear mensajes mientras interpretan, lo que añade otro nivel al ya complejo trabajo de la interpretación simultánea. También existe la posibilidad de enfrentarse a dificultades técnicas que imposibiliten que un intérprete se haga cargo cuando llega su turno, lo que deja al intérprete al habla, posiblemente durante horas. También existen consideraciones mentales y biológicas. Como la RSI ocurre en todo el mundo, un intérprete puede estar trabajando desde su casa en Tijuana, México y otro puede estar en Fukuoka, Japón; con una diferencia de 18 horas. Una intérprete puede estar fresca y llena de energía mientras que el otro puede estar cansado y fatigado porque le supone trabajar de noche. Esto cambia con la interpretación tradicional, cuando nos trasladamos al reciento y nos acostumbramos al cambio horario antes de la interpretación. Con la RSI en casa, un intérprete puede estar totalmente dormido y 30 minutos después estar interpretando en una compleja conferencia científica. Esto no está bien para la intérprete descansada que tiene que apoyarse en un intérprete exhausto; no es justo para la intérprete que se acaba de levantar porque ahora trabaja por la noche tras haber trabajado todo el día anterior; y es malo para el cliente pues se resentirá la interpretación.

¿Tenemos la mejor infraestructura para la interpretación remota?

Uno de los peligros de la RSI desde casa es en relación con la infraestructura nacional. He visto agencias y promotores que contratan a intérpretes de todo el mundo; he visto cómo le venden el trabajo a las compañeras que trabajan con combinaciones de idioma menos comunes, un recurso muy deseable para estas agencias, pero que viven en países donde la tecnología y la infraestructura pueden no estar al nivel necesario para realizar un trabajo de RSI con éxito. Los cortes de luz son un evento cotidiano en muchos países. Esto daría al traste con cualquier evento o, al menos, dejaría a un único intérprete trabajando solo porque la otra persona no podría continuar. Los sistemas telefónicos anticuados, las velocidades de Internet inadecuadas, una infraestructura poco fiable como es la cobertura satelital o los repetidores de telefonía móvil precarios también pueden dar al traste con un evento, o al menos resultar en una interpretación de baja calidad por razones que nada tienen que ver con el trabajo ofrecido por los intérpretes.

¿Está mi casa preparada para este trabajo?

 Las condiciones de vida también pueden suponer un problema. Un perro que ladra, un vecino que corta el césped o las sirenas de las ambulancias de un hospital cercano pueden reducir la calidad del servicio. A diferencia de un estudio RSI, un estudio casero de un intérprete, por muy «insonorizado» que esté, no es un estudio profesional.

Las responsabilidades legales

 ¿Nos cubre el seguro de responsabilidad civil?

Hablemos ahora sobre responsabilidades. ¿La póliza de seguro profesional del intérprete que hace RSI desde casa cubre la RSI desde casa? Hasta hoy, aún no he visto ninguna póliza que cubra un servicio de ese tipo; las pólizas de seguros sobre la responsabilidad profesional de un intérprete ni siquiera cubren la RSI en el estudio. Y punto. La cuestión es que, hasta que no haya una cobertura clara de este servicio profesional, los intérpretes podrán argumentar que la RSI en el estudio se puede equiparar a la interpretación de conferencias en una cabina. Y que, al igual que en el centro de convenciones, la interpretación desde un estudio de RSI se hace bajo la responsabilidad de la agencia o del organizador, no de los intérpretes. 

Este es el asunto clave y debemos hablar con las empresas de seguros para asegurarnos de que exista una póliza que cubra estas nuevas modalidades de interpretación. La póliza será más alta y deberemos tenerlo en cuenta a la hora de calcular este nuevo coste en lo que cobremos por ofrecer nuestros servicios.

El peligro de la jurisdicción legal

la justicia y la interpretación remota

Una demanda puede dejarte fuera del mercado para siempre, y perder en un tribunal por un fallo eléctrico, un servicio telefónico deficiente, una conexión lenta de Internet o un vecino ruidoso, mientras que sigue en activo la agencia/el organizador que te transfirió esta responsabilidad, al conseguir que trabajaras desde casa, sería injusto.

Este problema no desaparece, ni siquiera cuando trabajas como intérprete desde un país diferente, a medio mundo de distancia del evento. La legislación de algunos países permite a la parte afectada (cliente) a demandarte sin importar de dónde vengas, dónde vives o desde dónde ofreciste el servicio. Estados Unidos es uno de estos países. Es cuestión de jurisdicción.

La jurisdicción de los tribunales estadounidenses

La ley permite una jurisdicción amplia y, por tanto, un tribunal, digamos en Estados Unidos, puede admitir a trámite una demanda contra personas o sociedades que no esté físicamente en Estados Unidos siempre y cuando exista un vínculo con el país, ya sea como cliente, recinto, agente/organizador, fabricante del equipo, etc. (Becerra Javier. Dictionary of United States Legal Terminology. English-Spanish. Escuela Libre de Derecho 2008). Solo hace falta que se cometa un acto de agravio dentro de Estados Unidos o que afecte a una persona, organización o sociedad de Estados Unidos o que realice negocios en Estados Unidos (International Shoe Co. v State of Washington. 326 U.S. 310, 316, 66 S.Ct. 154, 158, 90 L.Ed. 95). Estas son algunas de las razones por las que Estados Unidos puede establecer embargos comerciales contra otros países. En el pasado, incluso cuando las partes no tenían un vínculo aparente con Estados Unidos, los tribunales de Estados Unidos se han declarados competentes por algún nexo con el país. Incluso si estás en tu casa en Sudamérica, trabajando como intérprete en una conferencia en África con un cliente europeo, si has utilizado Microsoft, Apple, Google, IBM, INTEL, un satélite de telecomunicaciones estadounidense, etc., un juez podría admitir a trámite una demanda contra ti por mala praxis o negligencia profesional debida a una conexión a Internet defectuosa o por tener equipamiento obsoleto en tu casa.

El sistema judicial de Estados Unidos

Estados Unidos sigue un sistema de concurrencia de culpa, por el cual si se demanda a una agencia/promotor, también se te puede demandar a ti por contribuir al problema por asuntos como estar ofreciendo este servicio desde casa sin tener conocimientos sobre ordenadores, interpretación remota, sonido, el estado de tus conexiones eléctricas en casa, la última vez que respaldaste el sistema informático, etc. Tener un seguro de responsabilidad profesional que te cubra en Estados Unidos te podrá ser de ayuda porque, aunque te demanden, la póliza te protegerá hasta el límite de tu responsabilidad. Estos son temas que debemos discutir con las empresas de seguros y creo que hasta que no haya una póliza que claramente cubra estas situaciones legales, yo cerraría la oficina en casa y volvería a hacer RSI desde un estudio. He hablado con varios abogados especializados en agravios y mala praxis y con abogados en empresas de seguros y están todos poniéndose al día. Ahora mismo, el esfuerzo de las aseguradoras se centra en cómo denegar la cobertura según las pólizas de seguro actuales.

Conclusión

Entiendo que aún queda mucho por decir y por estudiar, incluido hasta dónde llega la ley. Por ahora, sin embargo, y hasta que sepamos a qué nos enfrentamos tanto a nivel profesional como médico y legal, creo que el éxito y la aceptación plena de la RSI en nuestros ámbitos corporativos, académicos, diplomáticos y gubernamentales debería hacerse con cuidado. Esto incluye volver a la RSI en el estudio, tal y como muchos de nosotros le dimos la bienvenida y alentamos. Como intérprete profesional con experiencia y como abogado, yo mismo limitaré mis prácticas de RSI a los estudios, junto a otro compañero igual. También seguiré educando a mis clientes y compañeros en los peligros de trabajar desde casa y hablaré con muchos más abogados y empresas de seguros sobre la falta de cobertura. Esto dará sosiego a los intérpretes. Espero que continúen las plataformas de prestigio y que las agencias y organizadores codiciosos entiendan el enorme riesgo que toman al continuar fomentando la RSI desde casa. Contadme qué pensáis sobre este riesgo peligroso que muchos de nuestros compañeros toman sin ni siquiera pensar sobre ello.

Créditos del artículo

El artículo original, «The very real dangers of Remote Simultaneous Interpreting from our home.», fue publicado el 17 de octubre de 2019 por Tony Rosado en su página «The Professional Interpreter». Si desea leerlo íntegramente en inglés pulse el botón de enlace.

Debido a la extensión del artículo y para poder mejorar su legibilidad, hemos añadido subtítulos e imágenes dividiendo el contenido en temas de interés. Sin embargo, el texto es completamente fiel al original.

Artículo traducido por Ivor Rubio Tamplin.

Imágenes: Pixabay y Macrovector / Freepik

Videoconferencias multidioma

Videoconferencias multidioma

Las reuniones a distancia por videoconferencia hace años que están entre nosotros. Pero es ahora cuando se han generalizado, ante la imposibilidad de tenerlas de forma presencial. Tan solo necesitamos un ordenador, un punto de acceso a internet, un micrófono y una webcam (si queremos que tenga vídeo). ¿Pero qué sucede cuando se habla en varios idiomas? ASTI lleva años ofreciendo sus soluciones profesionales para este tipo de reuniones. Te explicamos en qué consiste.

¿En qué consiste una videoconferencia?

Hoy en día hay numerosos servicios de videoconferencia profesionales: Webex de Cisco, Skype Pro de Microsoft, Zoom y un largo etcétera. El administrador abrirá una reunión y los asistentes se irán uniendo.

El problema que tenemos que resolver es cuando un asistente habla en español y el receptor no habla nuestro idioma. Tendremos que poder poner los medios para que el mensaje le llegue en un idioma que comprenda.

¿Qué necesito para poder realizar una videoconferencia multidioma?

Lo recomendable sería:

✅ En primer lugar, un buen servicio profesional de videoconferencia (tehemos recomendado varios al principio del artículo).
✅ Un ancho de banda suficiente para la emisión tanto de audio como de vídeo.
✅ Y un proveedor de interpretación simultánea que ofrezca un servicio de calidad y profesional.

Ventajas de las videoconferencias multidioma con los intérprtes in situ

La modalidad que mayor calidad puede ofrecer es realizar la interpretación simultánea para videoconferencias in situ:

✅ Eliminas el problema del ancho de banda de los intérpretes.
✅ Estos tienen contacto con el cliente para poder resolver dudas terminológicas, por ejemplo.
✅ Dispones los medios técnicos en el mismo sitio donde están los intérpretes. Con esto consigues darles un buen sonido para que puedan trabajar, los mejores medios técnicos y se les exime de labores técnicas que no les son propias.

¿Cómo se hace una videoconferencia multidioma?

El inicio de la sesión

El administrador abre una sesión y le facilita el enlace a los asistentes. Estos se unirán a la misma. Hasta aquí igual que una videoconferencia normal.

El envía del audio

Nuestro cliente se une a la sesión y desde la tarjeta de sonido de su ordenador hacemos el envío del audio original de la reunión a nuestro sistema.

La interpretación

A través del envío del ordenador del cliente, obtenemos el audio en otro idioma y se lo mandamos a los intérpretes a su consola. Así, estos pueden realizar la interpretación al español.

 

¿Necesita un sistema profesional de interpretación simultánea para su videoconferencia?

Contacte con nosotros y obtenga la mejor calidad con un precio imbatible.

¡Confíe en una empresa profesional! ¡Confíe en ASTI!

Nuestra labor

Desde nuestro puesto de control hacemos dos envíos de audio.

▶ Por una parte, enviamos la interpretación a la sala donde está nuestro cliente por medio de receptores digitales.
▶ Por otra, mandamos, también a la sala de nuestro cliente, el audio original (en este caso en inglés) a un pequeño altavoz autoamplificado por si alguno de los asistentes a la reunión quiere escuchar el audio original.

El envío de la interpretación

Las intervenciones de nuestro cliente se las enviamos a los intérpretes y su interpretación en un idioma distinto del de nuestro cliente será el audio que le enviemos al asistente que está al otro lado de la videoconferencia. 

 

¿Qué sucede si la reunión tiene más idiomas?

Necesitaremos tener en cuenta varios aspectos:

✅ Necesitamos una plataforma de videoconferencia que permita elegir el idioma de la reunión. Zoom lo permite.
✅ Técnicamente, necesitaremos una tarjeta de audio con tantas entradas de audio como idiomas queramos enviar.
✅ Un ancho de banda suficiente para poder realizar los envíos.

¿Cómo te podemos ayudar?

Tras más de 35 años en el sector, ASTI ha asistido cientos de reuniones de negocios, negociaciones sindicales y consejos de administración. En todas estas reuniones  la videoconferencia ha sido una parte fundamental. Disponemos de los mejores medios técnicos y un equipo de intérpretes profesionales altamente cualificados. Atesoramos una experiencia y un conocimiento que solo los años nos pueden dar.

Confíe en la seriedad y la calidad que da la experiencia. ¡Confíe en ASTI!

6 métodos para mejorar la productividad para traductores

6 métodos para mejorar la productividad para traductores

Todos queremos ser más productivos en el trabajo. ¿Cuáles son los mejores métodos para mejorar la productividad? ¿Son aplicables a los traductores e intérpretes? A continuación, te contamos varios métodos. Algunos estos métodos de mejorar la productividad son formas sencillas de mejorar con pequeños cambios. Otros suponen un método entero de trabajo. Seguro que encuentras el que mejor se adapta a tu forma de ser. 😊

1. MÉTODO SEINFELD O NO ROMPER LA CADENA

calendario de planificación de eventos

Más que un método de trabajo es uno de los mejores métodos para mejorar productividad tan solo cambiando hábitos. Imagina esas cosas que siempre te propones porque sabes que mejoran tu productividad pero que no terminas de hacer siempre: finalizar tu lista de tareas; establecer un horario para consultar tus redes sociales o alguno de los consejos que os damos en el primer capítulo de esta serie.

¿Qué necesitamos para llevarlo a cabo?

  • Un calendario grande
  • Un rotulador rojo grueso o similar. Si eres más de rosa, de negro o verde también valen. 😉
  • Una pared que vayas a ver todos los días sí o sí y constantemente.
  • Constancia: sí, esa es la clave.

¿Cómo funciona el método Seinfeld?

Establece un hábito a conseguir. Te recomendamos empezar por cosas sencillas y accesibles como, por ejemplo, actualizar los estados de las redes sociales solo a mitad de la jornada. Si lo consigues, coge el rotulador y tacha ese día en el calendario. Hazlo cada día que consigas el objetivo que te has planteado hasta que lo hayas interiorizado. En ese momento dejarás de tachar el día. Así, viendo el progreso diario en la consecución de tus objetivos aumentas las ganas por conseguirlo.

2. método gtd

Este método, que tiene miles de seguidores por todo el mundo, lo expuso por primera vez David Allen en su libro «Organízate con eficacia». De todos los métodos para mejorar la productividad, es posiblemente el más complicado de explicar. Allen basa su método en liberar la mente de la memorización de las tareas y almacenarlas en un aparato externo (cuaderno, app o lo que sea).

Asimismo, categoriza las tareas en función del contexto y de la persona que tiene que realizarla. La regla de oro es que, si una tarea puede realizarse en menos de dos minutos, tiene que hacerse de forma inmediata.

¿Qué necesito?

  • Una libreta o una app donde meter todas las tareas que has de hacer.

¿Cómo funciona el método GTD?

Recopilar:

Recopilo todas las tareas que tengo que hacer en mi libreta.

Procesar:

Si un elemento requiere una acción por mi parte, puedo:

✅ Si lleva menos de dos minutos, hacerlo.
✅ Si no es mi tarea, delegarla.
✅ Posponerla para más adelante, si no es urgente.

Si no requiere una acción, tendré que:

✅ Desecharla, si no es procedente.
✅ Archivarla como referencia (puede ser algo que tenga que hacer cuando acabe un tercero)
✅ Ponerlo en cuarentena si no voy a ser capaz de terminarlo.
✅ Avisar si necesita supervisión de terceros.

Organizar:

Una vez procesadas las tareas las clasificamos por:

📌 Acciones próximas: para todo lo que tenga que hacer yo.

📌 Proyectos: para todo aquello que requiera más de una acción y sigue una cadena. Por ejemplo, para este artículo: documentarse-hacer esquema de artículo-buscar título-SEO (si procede)-escribir borrador-búsqueda de imágenes-redacción final-publicación-distribución por los canales de la empresa.

📌 En espera: cuando has delegado una tarea en un tercero o estás esperando la orden para seguir adelante.

📌 Algún día-quizá: tareas que quieres hacer, pero que aún no puedes.

Revisar:

generalmente, a final de semana, revisas para quitar todas las tareas finalizadas; si las acciones que están en espera pasan a ser acciones próximas; si se añaden o quitan tareas de los proyectos; o, por el contrario, las acciones de quizás pasan a ser acciones próximas o forman un proyecto.

3. EL MÉTODO POMODORO

PLANIFICADOR DE EVENTOS

Es un método de trabajo sencillo y fácil de llevar a cabo. Mejora la creatividad y potencia mucho la concentración en un período muy corto de tiempo, lo que hace que aumente considerablemente la productividad.

¿Qué necesitamos?

  • En realidad, solo una aplicación para el móvil, la Tablet o el ordenador. Nosotros usamos «Focus To-Do», aunque hay muchas en el mercado.

¿Cómo funciona el método Pomodoro?

En realidad, es muy simple:

📌 Establecemos un «pomodoro», que es un período de tiempo de trabajo en el que estaremos plenamente concentrados en lo que estamos haciendo. Generalmente, suelen ser 25 minutos, aunque se pueden ampliar.

📌 Entre cada «pomodoro» tenemos un período de descanso de 5 minutos en el que no se puede hacer nada relacionado con el trabajo. Toca limpiar la mente.

📌 Cada cuarto «pomodoros» tenemos un período de descanso mayor de 15 minutos. Nosotros aprovechamos para andar, dejar de mirar pantallas y estirar.

¿Cómo lo ejecuto?

  1. Planificamos nuestras tareas diarias.
  2. Las categorizamos por importancia y tamaño o el tiempo que nos llevara realizarlas
  3. Asignamos «pomodoros» a las distintas tareas.
  4. Marcamos como conclusa cada vez que hemos realizado una de las tareas del día.

Solo vas a necesitar un poco de constancia. Seguro que, si lo pruebas, no dejas de utilizarlo como método principal.

4. 15 MINUTOS DE HARVARD:

asistentes a un evento

Más que un método de trabajo es una forma sencilla de aumentar la productividad a largo plazo. La Dra. Francesca Gino y el Dr. Gary Pisano, de la Harvard Business School, diseñaron un experimento en el que se cotejarían dos grupos de trabajadores:

  • Por una parte, establecieron un grupo de trabajo que realizaba sus tareas de forma estándar.
  • Por otra, un grupo de trabajadores que terminarían sus tareas 15 minutos antes de finalizar su jornada laboral. Este grupo reflexionaría sobre lo que habían aprendido en su jornada de trabajo.

El resultado fue que el segundo grupo aumentó su productividad en un 22,8%. Cuando se volvió, al cabo del tiempo, a cotejar ambos grupos observaron que la diferencia seguía existiendo.

¿Qué necesito?

✅ Papel
✅ Boli
✅ 15 minutos al final de día de trabajo.

¿Cómo lo llevo a cabo?

Apaga el ordenador, guarda todo 15 minutos antes de acabar. Reflexiona sobre esta cuestión: «¿Qué tres cosas he aprendido hoy en el trabajo?» y escríbelo con el boli en el papel. Si lo hacemos en un cuaderno a modo de diario, mejor. Al principio puede que te cueste, pero seguro que al final salen solas y es posible que no solo tres, sino más.

¿Qué mejoramos con los 15 minutos de Harvard?

Verás cómo mejoras los procesos que, hasta entonces, no estaban optimizados y cómo pierdes menos tiempo en cosas superfluas. Te sorprenderá cómo aumenta tu autoeficiencia y refuerza tu confianza. A nosotros nos funciona a las mil maravillas.

5. EL MÉTODO KONMARI

Otro de los grandes métodos para mejorar la productividad, es el método Konmari. Marie Kondo es odiada y admirada a partes iguales. Seguro que la adaptación de su método al mundo laboral puede que sea para ti la panacea o, simplemente, no consigas hacerte con él. Si te gusta el orden, dale una oportunidad:

1.      Definir los objetivos

 Define qué es lo que quieres hacer y el tiempo del que dispones. Es mejor si te pones objetivos que sean alcanzables y medibles en el tiempo.

2.      Categorizar las prioridades

Ordénalas por importancia. Qué tareas son las que hay que acabar sí o sí y qué otras solo están para robarte tiempo.

3.      Pensar en positivo: la base del método Konmari

Aquí entra un cambio en el pensamiento personal. Imagina un corredor de maratón. Si piensa en los kilómetros que le quedan y lo mucho que le van a costar, sufrirá y puede que no acabe. Si, por el contrario, se anima con lo bien que se encontrará cuando acabe, correrá con más alegría. En el trabajo será igual. Sé como el segundo corredor y serás más positivos y proactivo.

4.      Deshacerse de cosas

En el método Konmari hay un momento en el que le damos las gracias a las cosas por el servicio prestado y las desechamos. En el trabajo tenemos que saber hasta dónde podemos llegar y cuando veamos que hay una tarea que no podemos hacer, decir que no con mucha educación. Una traducción o una revisión que nos entra, por pequeña que sea, en medio de un proyecto grande, por ejemplo. O una interpretación de un tema complicado para el que no tendremos tiempo para perpararlo.

5.      Usar el sentido común.

Hay un refrán que dice: «El que mucho abarca, poco aprieta». Piensa siempre si podrás hacer todo aquello a lo que te has comprometido y si cumplirás los plazos. Si es así, usa el sentido común para desechar tareas o reuniones que no te aporten nada nuevo.

6. MÉTODO 1-3-5

Muchas veces nos encontramos con una ingente cantidad de trabajo y no sabemos por dónde empezar. Con este método tan solo tendrás que establecer las tareas por tamaño y escoger entre ellas. Hay que cuantificarlas en grandes, medianas y pequeñas y, a su vez, categorizarlas por prioridades.

¿Qué necesito?

Establecer un orden en las tareas:

✅ 1 tarea grande y que sea muy importante. Hay que hacerla sí o sí. ✅ 3 tareas medianas que hay que terminar en el día ✅ 5 tareas pequeñas que te gustaría hacer, es decir, las que no son urgentes.

¿Cómo lo llevo a cabo?

Es importante saber cuantificar bien las tareas y darles la prioridad necesaria. Solo con eso, las tareas principales irán saliendo solas. En cuanto a las medianas y pequeñas, es importante siempre dejar alguna sin escoger. Así, podremos hacer frente a los imprevistos que vayan saliendo a lo largo de la jornada: ir al banco, llamadas de teléfono… De las medianas escogemos un par y de las pequeñas lo mismo.

¿Utilizas alguno de estos métodos para mejorar la productividad que te hemos contado? ¿No? ¿Tienes el tuyo propio? ¡Cuéntanoslos! Da igual dónde: en las redes sociales o en los comentarios. Lo importante es que los compartas. 😉

Imágenes: Pixabay y Pexels

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Cómo mejorar la productividad para traductores I: los hábitos

Cómo mejorar la productividad para traductores I: los hábitos

En junio de 2018 se celebró en Madrid el II CONGRESO ANETI. La conferencia de Wolfgang Steinhauer versaba sobre cómo conseguir traducir 10 000 palabras al día. No vamos a entrar en la posibilidad de hacerlo o no, sino en cómo, aplicando unos pequeños trucos, podemos mejorar nuestra eficiencia. Estos son nuestros trucos para mejorar la productividad para traductores.

Nuestra vida diaria lleva asociados muchos hábitos que, sin saberlo, nos destrozan la productividad en el trabajo. Saber reconocerlos y cambiarlos incrementará tu capacidad de trabajo y serás más eficiente.

1. Eliminar distracciones innecesarias:

calendario de planificación de eventos

En la era de internet el mayor devorador de productividad es a la vez nuestro mayor aliado: el teléfono móvil.  Innumerables redes sociales, notificaciones y distracciones continuas que nos hacen perder un tiempo valioso.

Así que nuestro primer consejo sería que, mientras dure tu período de trabajo, mantengas el móvil en estado de «no molestar» y, así, evitar esa sangría de productividad que suponen las notificaciones.

2. Los maratones: una pesadilla para la productividad

Existen innumerables métodos de trabajo (en esta serie vamos a enumerar alguno). Encuentra el método que mejor se adapte a ti. Ten en cuenta que la atención y la concentración, básicas en el trabajo de un traductor, disminuyen con el paso del tiempo. Períodos de trabajo prolongados solo te llevarán a bajar tu productividad.

3. El descanso del guerrero: ¿aumento mi productividad?

PLANIFICADOR DE EVENTOS

4. «Mens sana in corpore sano»: una correcta alimentación.

asistentes a un evento

Evita la sensación de hambre. Esto solo hace que tu cerebro solo piensa en comer. Asimismo, evita comidas copiosas: provocan somnolencia. En definitiva, traduce en pijama y en pantuflas si lo deseas, pero aliméntate correctamente.

5. El entrenamiento mejora la productividad:

Sí, es una obviedad, pero podemos hablar de dos tipos de entrenamiento.

Por una parte, un traductor se pasa horas delante de una pantalla de ordenador sentado en una silla. La mejora del tono muscular ayuda a mantener las posturas y, además, aumenta el metabolismo basal.

Además, pensemos en los deportistas de élite. A pesar de tener un nivel altísimo en su especialidad deportiva, siguen durante toda su vida entrenando la técnica. Por eso, nunca deberías dejar de entrenar la mecanografía. Te hará más rápido y productivo. Hay varios métodos, pero igual quieres probar con estos dos:

  1. Rapid Typing
  2. O si te va más algo más movidito… The typing of the Dead

Gracias a Carlos La Orden por estos interesantísimos recursos.

6. Revisa tu rutina:

Revisa toda tu rutina de trabajo y haz un seguimiento a largo plazo. Tras esto, podrás determinar dónde pierdes energía y cuándo eres más productivo. Puede que sea con algunas tareas determinadas o en algunos momentos del día. Por ejemplo, después de comer no te concentras para una tarea importante, pero puede ser un buen momento para actualizar los estados de tus redes sociales.

Otro proceso importante es el análisis y categorización de tus tareas. Si eres capaz de desmenuzar tus proyectos en tareas tipo y en categorizarlas, podrás pasar al siguiente paso: planificar.

El proceso de planificación es sencillo: de mayor a menor. Empieza primero por la semana y baja hasta planificar el día a día. Lo más importante de esto es ordenar tus tareas y distribuirlas a lo largo de una semana de trabajo.

Seguro que tú tienes otros trucos para mejorar la productividad. ¡Cuéntanoslos! Da igual dónde: en las redes sociales o en los comentarios. Lo importante es que los compartas. 😉

Imágenes: Pixabay

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

6 DATOS INDISPENSABLES PARA LA PLANIFICACIÓN DE EVENTOS

6 DATOS INDISPENSABLES PARA LA PLANIFICACIÓN DE EVENTOS

¿Qué se requiere para una correcta planificación de eventos? ¿Quién es tu mejor socio a la hora de organizar tu evento? Nosotros creemos que es tu proveedor de servicios. Este solo necesitará seis datos para poder darte el mejor servicio posible tanto en medios técnicos como en humanos. Que la planificación sea un éxito dependerá de la información que le des y de su precisión.

¿QUÉ DATOS TENGO QUE PROPORCIONAR PARA LA PLANIFICACIÓN DEL EVENTO?

La planificación del trabajo es fundamental en cualquier empresa. En nuestro caso, la correcta planificación de nuestros medios técnicos y humanos depende de la información que nos dan nuestros clientes:

calendario de planificación de eventos

1. FECHA DEL EVENTO

Es la piedra angular de cualquier proyecto. Para poder dar un buen servicio de calidad primero hay que cerrar las fechas, para poder conocer la disponibilidad de material y personal necesario para esos días.